La regla general es que si usted alquila de mes a mes, entonces el propietario puede aumentar su alquiler. Sin embargo, el propietario deberá darle por lo menos un aviso por escrito de 30 días y el aumento no podrá ser efectivo hasta que los 30 días hayan pasado.  Otras restricciones pueden existir si vive en viviendas financiadas por el gobierno.

Otras limitaciones de la regla general existen:

  • Si el propuesto aumento de renta supera el 10% del alquiler que se cobra en cualquier momento durante o anterior de los 12 meses, entonces el propietario deberá darle por lo menos un aviso de 60 días de anticipación del aumento del alquiler y que el aviso no será efectivo hasta que hayan pasado los 60 días.
    Usted también deberá recibir un aviso de 60 días cuando la suma de todos los aumentos de alquiler en los últimos 12 meses supera más del 10% del alquiler durante ese periodo.
  • El propietario no puede aumentar su renta si el aumento es en represalia porque usted haya ejercido sus derechos legales.  Por ejemplo, el propietario no puede aumentar su renta, porque usted se quejo por un defecto en su unidad, tales como falta de agua caliente o falta de calefacción.
    Sin embargo, si usted se rehúsa a pagar el aumento del alquiler y el propietario decide tomar los pasos apropiados para desalojarlo, usted tendrá que demonstrar que el aumento del alquiler fue en represalia.
  • Si usted tiene un contrato de arrendamiento a plazo fijo (6 meses o un año), entonces el propietario no podrá aumentar su renta durante la duración del arrendamiento a menos que el contrato demuestre específicamente el aumento del alquiler.
  • La mayoría de los contratos de arrendamiento vienen a plazo fijo incluyendo una cláusula llamada "Ocupación después de Vigencia del Contrato" (Holding Over).  La clásula establece que normalmente si usted se queda más allá de la duración de su contrato, con el consentimiento del propietario (consentimiento puede ser, si el propietario continua aceptando el alquiler), usted se convierte en una inquilino de mes a mes, pero siguen todas las demás cláusulas del contrato.
    Una vez que usted se convierte en un inquilino de mes a mes, el propietario puede aumentar la renta en cualquier momento y por cualquier cantidad, siempre que le dé un aviso de 30 o 60 días del aumento de la renta.

Este información general sobre la ley, que puede cambiar.  Para información sobre un problema legal, usted debe consultar con un abogado.